Mochila y maleta

Un blog de viajes para disfrutar del tiempo libre

miércoles, 11 de julio de 2012

Peñiscola, un castillo que se alza sobre el mar

No hay comentarios

En el norte de la provincia de Castellón, podemos encontrar un lugar que fue escenario de una de las primeras grandes superproducciones de la historia moderna del cine. El Castillo del Papa Luna, en Peñíscola acogió el rodaje de El Cid, una película con Charlton Heston y Sophia Loren que provocó que la tranquila y pequeña villa marinera se convirtiera en un centro turístico de los más importantes de la costa castellonense.

Hoy, cinco décadas después, Peñíscola recibe a miles de visitantes cada año, que disfrutan de la visita a la fortaleza y al jardín anexo a esta. Además, un paseo por el casco antiguo es uno de los placeres que ofrece esta villa medieval, cuyo casco histórico está enclavado en un peñón que se adentra en el mar.

El acceso se realiza desde el puerto o desde las estupendas playas de la villa, y comienza allí una subida por el casco histórico, repleto de pequeñas tiendas de recuerdos y bares donde aplacar la sed y coger aliento para afrontar las empinadas calles que conducen hasta el castillo.

A mitad camino encontramos el Bufador, un orificio situado junto una casa que conecta directamente con una gruta que recibe el envite del Mediterráneo y que permite escuchar la bravura de este desde la seguridad de la ciudad.

Cuando se produce una tormenta, el Bufador no solo suelta el sonido del mar, sino también chorros de agua y espuma que aparecen por el agujero, haciéndolo todavía más espectacular.

El castillo está en el punto más alto. Se puede visitar, aunque no mantiene su configuración original. Esta ha sido modificada en sucesivas reformas para hacerlo más atractivo para el turismo y sobre todo, más seguro. Aún así, pasear por las estancias de la fortaleza es toda una experiencia.

Al bajar, por el lado opuesto del peñón, encontramos menos tiendas, pero más restaurantes, donde podemos degustar los excelentes platos de sus cocinas, basados sobre todo en productos del mar y arroces, mientras contemplamos la impresionante vista que se ofrece desde allí.

Llegamos a los jardines, situados en la parte posterior del castillo, donde se realizan exhibiciones de aves rapaces y se puede comprobar la grandeza de la fortaleza desde la parte externa de sus murallas.

También se puede contemplar la interminable línea de playa, bordeada por hoteles de toda condición y categoría, que ofrecen servicios para que los visitantes y turistas tengan todas las comodiades que exige un lugar tan impresionante como Peñíscola.

Moverse en París en transporte público

No hay comentarios

La Ciudad Luz es apasionante, a ver quien lo duda. Pero moverse por ella puede llegar a ser un poco complicado si no tiene en cuenta qué se quiere ver o cómo se prefieren hacer esos traslados. El método más sencillo y económico es utilizar el transporte público, que puede dejarnos en cualquier punto de la ciudad y a un precio que no resultará tan algo como otros.

París cuenta con una eficaz red de autobuses urbanos y metro, como corresponde a una capital europea, y es sencillo utilizarlos. Existen también bonos que abaratan cada viaje y está la posibilidad de adquirir una tarjeta especial que permite accedier a museos y utilizar el transporte público sin coste extra.

Otra de las opciones es comprar un billete para los autobuses turísticos. Sí, resultan algo caros, pero permiten desplazarse con ellos y llegar hasta los puntos más importantes de la ciudad, ya que las paradas de estos vehículos están todas cerca de los monumentos y lugares más importantes para visitar.

Estos autobuses son los que vemos en cualquier ciudad turística, con un segundo piso descubierto que permiten disfrutar el aire libre mientras se descubre el pulso de la ciudad. Es una buena opción para un primer contacto con la ciudad, aunque una vez conocida ya, sería conveniente comenzar a utilizar el metro o los autobuses comunes.

Hay tres compañías de autobuses turísticos, con rutas similares pero no idénticas, que funcionan desde las nueve de la mañana hasta las ocho de la tarde. 

Son  Les Cars Rouges, París Open Tour y Foxity Sightseening Tour, cada una con un tipo de recorrido y unos precios bastante similares. 

También existen en París una modalidad de transporte urbano que resulta muy atractiva para el turista. Se trata de un servicio de barcas que hacen la función de autobuses urbanos y realizan rutas prefijadas, pero por el Sena. 

Es una experiencia navegar por el río como si se tratara de un transporte urbano más. Obviamente, es un servicio que utilizan más los turistas, pero las visitas a París se complementan de una manera estupenda viendo la perspectiva de la ciudad desde uno de estos transportes.

viernes, 29 de junio de 2012

El Mount Saint-Michel, un pedazo de cielo en la Tierra

No hay comentarios
En el Norte de Francia existe un lugar donde el tiempo parece haberse detenido y muestra un trocito de la Edad Media enclavada de manera mágica dentro del océano Atlántico. Saint Michel se percibe como una pequeña montaña hecha por personas, surigiendo del mar y apareciendo ante el visitante como una forma espectral.

Se trata de una pequeña isla en cuya superficie se edificó una abadía consagrada al Arcángel San Miguel, que con el paso de los siglos fue ganando importancia y creciendo, llegando a ocupar toda la superficie de la roca y hoy es El Mount Sant-Michel está totalmente rodeado por el agua del océano,uno de los centros turísticos más importantes de Francia.

Más de 3 millones de visitantes quedan cada año maravillados ante la imponente presencia que aparece de repente en el horizonte y va haciéndose cada vez más grande, hasta que la tienen delante de ellos. Un vestigio de épocas pasadas que impresiona por su belleza y su arquitectura.

pero en los momentos de marea baja, esta retrocede,dejando a la vista la arena de una inmensa playa que pronto vuelve a ser reclamada por la ferocidad del Atlántico.

Se accede a él a través de una carretera que queda por encima de la marea, y es transitable hasta los aparcamientos, en los que hay que andar con ojo, ya que también acaban siendo cubiertos por el agua salada cuando sube la marea.

Las empinadas calles de Saint-Michel conducen hasta el monasterio, donde se puede visitar el claustro y las distintas estancias que conformaban este edificio milenario. En él se pueden ver curiosidades como el montacargas impulsado por una inmensa rueda en la que la fuerza la hacían los prisioneros que cumplían una dura condena en el lugar.

Es conveniente contar con un guía para descubrir la interesante historia del lugar. Salen cada poco tiempo desde la entrada, y es fácil encontrar un grupo que hable castellano. Las historias que cuentan son interesantes y ayudan a conocer y comprender qué estamos viendo.

Las calles que suben hasta el monasterio están repletas de tiendas de souvenirs, bares, restaurantes y otros establecimientos, pensados para los turistas. Bastante caros todos, por cierto.

Para alojarse, se puede optar por buscar en los pueblos cercanos, especialmente Saint Malò, una pequeña ciudad que es también uno de los puntos destacados para visitar en la zona. Cientos de hoteles de varios precios o campings muy cercanos al Monte son las opciones más destacadas para hacer noche disfrutando del espectáculo que supone la sola visión del lugar. Tu crucero desde 269eur TASAS INCLUIDAS

miércoles, 27 de junio de 2012

El restaurante Sargantana presenta exposiciones en Valencia este verano

No hay comentarios

La ciudad de Valencia es una de las más visitadas por los turistas durante la temporada estival. La calidad de sus playas y todas las cosas que tiene por descubrir permite que el viajero se detenga en ella y descubra una de las ciudades más grandes y cosmopolitas del Mediterráneo español.

Y una de las grandes cosas que tiene la Ciudad del Turia para descubrir es su gastronomía. Miles de platos con sabor tradicional se dan cita en sus restaurantes, que ofrecen lo mejor de la cocina mediterránea, tanto la tradicional, como la más actúal y vanguardista.

También hay restaurantes que ofrecen una cocina sorprendente, cartas que cambian cada día y que sorprenden al comensal porque son locales que trabajan con el menú de mercado y ofrecen cada jornada lo que encuentran en el mercado, lo que consideran que sus clientes deben saborear en cada momento, siempre fresco y con toda la calidad de una buena cocina.

El Restaurante Sargantana está ubicado en la calle Llano de Zaidia 16, junto al Jardín del Turia, en una zona de fácil acceso, y su propietario, Juanra Aparisi, ha decidido cambiar su oferta centrándola en los productos que encuentra en el mercado.

Carnes que le llaman la atención, piezas de pescado que han sido traídas de la Lonja esa misma mañana, verduras que sorprenden por su frescura... Todo lo que hace grande al mercado de Valencia, está presente cada día en la carta del Sargantana.

Además, el restaurante propone múltiples eventos a lo largo del año, como "cenas con los dedos", las famosas Sargancenas, la Cena de los Sentidos, y varias exposiciones, como la que inaugurará el próximo día 6 de julio.

Piedra sobre Piedra es el título de una exposición fotográfica realizada por Artistic Sprout by Pilar Aleixandre, que recoge instantáneas de pueblos de la provincia de Castellón, tomadas a lo largo de todo un año.



Imágenes de paisajes nevados, en las que la piedra es la protagonista, bien de forma natural como manufacturada por el hombre. Refrescantes imágenes que nos traslada hasta el mundo rural del Castellón interior.

La exposición se podrá contemplar durante todo el verano, hasta el mes de septiembre, y será escenario para que se puedan contemplar mientras se disfruta de una cena estupenda, junto al fantástico Jardín del Turia.

lunes, 30 de abril de 2012

La Feria del Libro de Valencia toma los Jardines de Viveros

No hay comentarios



Los Jardines de Viveros, uno de los lugares más bonitos y tranquilos de Valencia, se vestirán de ajetreo, miles de visitas y decenas de casetas de libreros que intentarán que los valencianos se acerquen, conozcan y disfruten de las novedades editoriales que se presentarán a lo largo de la celebración de la 43ª Fira del Llibre de Valencia.

El programa de actos comenzará el día 26 de abril, a las 12 del mediodía, cuando los libreros abran las casetas y comiencen a llegar los primeros aficionados a la lectura para complementar su paseo por los increíbles jardines a la orilla del cauce antiguo del Túria con un buen libro.

Cincuenta y cinco expositores compartirán el espacio y colaborarán con la organización acogiendo varias sesiones de firmas de autores de toda España, que presentarán sus libros. Además, es una perfecta ocasión para acercarse a estos y poder charlar con ellos, conocer de primera mano sus experiencias con la literatura y llevarse un ejemplar firmado.

Además de los espacios de cada librería, la Fira cuenta con varios espacios propios donde realizar las presentaciones. Nueve espacios, dedicados a estos menesteres, pero también a la proyección de audiovisuales, exposiciones y otras actividades culturales.

Los escolares son también uno de los colectivos que tienen mucho que encontrar en la Feria, ya que se preparan actividades para que los colegios se acerquen hasta los Jardines de Viveros. Cuenta cuentos, concursos de dibujos y redacción figuran entre los actos programados, para que se diviertan entre libros, vayan con sus profesores o en familia.

Entre los autores convocados en la Fira, hay muchos valencianos, que recibirán a sus seguidores en las casetas de las librerías o en las salas de la Feria. Desde los ya encumbrados Ferran Torrent, Eduard Mira o Fernando Delgado, a las jóvenes promesas que van abriéndose camino en la literatura valenciana como David Mateo, Anabel Botella o Laura Gallego, la autora que está considerada como la más importante en el campo de la literatura juvenil.

También es un lugar donde encontrar a escritores de toda España, que se desplazan hasta el Levante español para reunirse con sus fans y promocionar sus libros. Forges, Inma Chacón, Manel Loureiro, Santiago Posteguillo o Almudena Grandes estarán compartiendo momentos agradables con los visitantes de la Fira. Un festival del libro y las buenas historias que convertirá Viveros en el punto de reunión de los aficionados y visitantes hasta el 6 de mayo.

Y todo esto, en los Jardines de Viveros, un auténtico paraíso en mitad de la populosa Valencia. Unos jardines con una larga historia en los que se pueden apreciar numerosas especies de flora. En especial, es un placer para los sentidos pasear entre los inmensos rosales que ocupan una buena parte de la superficie del parque.

Cientos de valencianos se dan cita por sus sendas, para disfrutar de la paz en medio de la gran ciudad. A escasos metros de sus entradas principales se encuentra el cauce antiguo del Turia, también habilitado como enorme parque en el que también es fácil y recomendable perderse.

domingo, 29 de abril de 2012

El Monasterio de Piedra, un rincón mágico cerca de Zaragoza

1 comentario
 Imagen: rahego - Flickr

En el término municipal de Nuévalos, cerca de Zaragoza, se abre uno de los lugares más interesantes de Aragón. El Monasterio de Piedra está enclavado en el Sistema Ibérico, y se decía de él, en un artículo fechado en 1871, publicado en la revista inglesa Fraser's Magazine, que visitarlo era "una excursión a una de las curiosidades naturales más extraordinarias de Europa".

Hoy, en pleno siglo XXI, continúa siendo un lugar que muestra la Naturaleza en todo su esplendor. La de hoy, en forma de una abundante flora, y de hace, no siglos, sino milenios. La que se formó cuando toda la zona estaba sumergida en el mar. Grutas, formas caprichosas que conducen las numerosas fuentes de agua y producen impresionantes cascadas.

La formación de estas grutas y formaciones data de la época cuando se alzaron los Pirineos, y en consecuencia de aquello, el Sistema Ibérico. La erosión de millones de años ha provocado las curiosas formas que se presentan y dan su esplendor a este paraje.

El Monasterio de Piedra cuenta con el agua del Río Piedra, que durante siglos ha ido moldeando la piedra caliza surgida del fondo del mar, creando un espectáculo intenso en el que agua y piedra son protagonistas.

Entre los espectáculos naturales, destaca la Cola de Caballo, una cascada de 50 metros de caída que oculta tras de sí una gruta visitable, la Gruta Iris. Contemplar la caída desde detrás es uno de los espectáculos que más gustan a los visitantes. pero no es el único.

La Cascada Trinidad, El Lago Espejo, Los Chorraderos, el Vergel, el Lago de los Patos, son otros de los lugares que se recorren a lo largo de las dos horas y media que dura el recorrido entre olmos, higueras, chopos y saucos, entre otros árboles que aportan frescura y sombra al paraje.

En el río se pueden ver truchas, el pez más abundante de la zona, además de cangrejos ibéricos y  otros peces de río, que aunque no se pueden pescar, forman parte de las cosas que se pueden ver en el parque, declarado Paisaje Pintoresco en 1945.

La entrada al parque natural está situada junto al Monasterio Cistercense, que también puede ser visitado. Acoge el Museo de la Denominación de Origen Calatayud, y el Museo del Chocolate, además del arte sacro que se atesora en él.

El Hotel situado en el complejo cuenta, además de con cuidadas y confortables habitaciones, con un spa para llevar un paso más allá la experiencia del agua que se vive en él y disfrutar de todos los servicios del mismo.





viernes, 20 de abril de 2012

Montserrat, un paraje natural y espiritual cerca de Barcelona

No hay comentarios

Imagen: Wikipedia


La Sierra de Montserrat se puede ver desde Barcelona, con su característica forma de sierra. Se trata de una formación montañosa que se encuentra a 50 km al Noroeste de la ciudad y en ella se ubica el Monasterio de Montserrat.

Cuenta la leyenda que este se construyó tras ser hallada en una cueva una imagen de la Virgen, ennegrecida por el tiempo que pasó abandonada a su suerte. Es una talla de madera oscurecida por el tiempo y que recibe el nombre de La Moreneta, debido a su tonalidad. Al no poderse trasladar, debido a su delicado estado de conservación, así que se edificó alredor suyo lo que hoy es el Monasterio.

La Moreneta se encuentra en el recinto eclesiástico y es venerada por los muchos visitantes que tiene el Monasterio a lo largo del año. Los cerca ochenta monjes que viven en él siguen la regla de San Benito, creada en el siglo VI.
Paga tu reserva de hotel a plazos


domingo, 15 de abril de 2012

Marrakech: Las cascadas de Ouzoud

2 comentarios


Si se viaja hasta Marrakech, además de encontrar una gran oferta turística en la ciudad, no hay que descuidar otros lugares cercanos que visitar. A unos 150 kilómetros de la ciudad, se pueden ver las cascadas de Ouzud, un precioso enclave en el Atlas, en el que ubica este salto de agua, el más alto del Norte de África.

Se puede llegar hasta ellas utilizando un taxi, o con el vehículo, propio o alquilado, aunque es aconsejable hacerlo con un coche con conductor contratado a través de una agencia. Puede resultar un poco más caro que el taxi, pero te permite llevar un conductor de habla castellana que puede ejercer la función de guía.

Las cascadas son impresionante espectáculo, y se pueden contemplar desde lo alto, junto al río que lanza el agua hacia el precipicio, y luego, bajar por un paseo hasta abajo. En este paseo se encuentran varios restaurantes y alguna tienda donde poder hacerse con un recuerdo de la visita.

Desde abajo, se ve la caída del agua en todo su esplendor, y por unos 100 dirhams (10 euros), se puede alquilar uno de los sencillos botes que hay en el pequeño lago que forman las cascadas para acercarse hasta casi tocar el agua con las manos.

Los botes están construídos con barriles y listones de madera, y los manejan jóvenes que viven en la zona. Son completamente seguros y ofrecen la interesante experiencia de estar a solo unos metros de las cascadas e incluso sentir en la cara el agua vaporizada que se forma a su alrededor.

Normalmente se puede incluso disfrutar de un baño en las cristalinas y frías aguas del lago, pero si ha llovido unas horas antes, el barro suele convertir el claro del agua en un feo color marrón. En unas horas de calma, retoma su normal aspecto de espejo inmaculado.

Al bajar del coche, se acercan hasta los visitantes varios guías, que insisten en acompañarlos hasta abajo. No es necesario ir con guía, ya que se puede bajar y subir por el mismo lugar sin problemas, pero si se quiere disfrutar más  de la experiencia, se pueden contratar por unos 150-200 dirhams (15-20 euros), tras negociar con ellos (hay que recordar en que en Marruecos el regateo es un arte, y hay que negociar todos los servicios de este tipo para evitar sorpresas).

Yendo con un guía, se puede atravesar el lago y llegar a la otra orilla, desde donde se puede subir de nuevo al punto de partida, subiendo por una senda un poco complicada. El camino, aunque duro, vale la pena, ya que normalmente se pueden ver monos en estado salvaje cerca de la misma.

Hay varios restaurantes por el camino, e incluso hay un cámping en el otro lado del lago, sin electricidad, pero donde se puede comer disfrutando de la vista de las cascadas y el río.

miércoles, 11 de abril de 2012

Dinant, una ciudad belga a los pies de una casi milenaria fortaleza

No hay comentarios
Apartamentos 15e

La ciudad de Dinant está situada a unos 100 kilómetros de Bruselas, y es una de las más bellas ciudades del país. Se alza a ambas orillas del río Mosa, y su imagen más reconocible se observa desde la orilla derecha. 

Desde allí se puede admirar la imponente catedral, con la montaña de fondo y sobre ella, la ciudadela que durante siglos ha defendido la villa de ataques e intentos de invasión de otros pueblos. Se accede a ella desde un teleférico situado tras la catedral, que nos permite llegar en unos minutos y de paso, disfrutar de las impresionantes vistas que se observan a medida que vamos subiendo.


La fortaleza ofrece un recorrido histórico por el pasado de Dinant

La fortaleza es visitable, y a través de los recorridos que se hacen por ella, podemos ver parte de la historia de la ciudad, ya que en algunas de sus estancias se recrean escenas cotidianas del pasado de Dinant. Dioramas a tamaño real de cocinas, panaderías y otros oficios tradicionales nos muestran como vivían sus habitantes en épocas pasadas.

El pasado militar es otro gran hecho de Bélgica, y esta fortaleza también sirvió como punto fuerte durante las contiendas Mundiales. Prueba de ello son las muchas armas que podemos encontrar en distintos puntos de ella, a modo de recordatorio. En los túneles y pasillos bajo la fortaleza también se recrean escenas de las trincheras de la I Guerra Mundial, una de las más terribles contiendas que han sufrido en el país.

Pasear por la ciudad es también una experiencia, ya que es, como he dicho, una ciudad muy bonita. Los disparadores de las cámaras no dejan de funcionar, llevándose rincones muy interesantes de recuerdo.

Precisamente en Dinant nació el inventor del saxofón, Adolph Sax, y frente a su casa natal hay una estatua suya, sentado en un banco y tocando el instrumento que popularizó.


Las Grutas Le Merveilleuse

A solo un kilómetro de Dinant podemos encontrar las Grutas Le Merveilleuse, un complejo de cuevas visitable que baja varias decenas de metros por debajo del nivel del suelo. Fueron descubiertas en 1904 y se pueden visitar durante todo el año, excepto los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

En su interior se pueden ver inmensas galerías, ríos subterráneos y conjuntos de estalactitas y estalagmitas de varios milenios de antigüedad. Un recorrido por las entrañas de la Tierra que depara muchas sorpresas.

martes, 10 de abril de 2012

Terra Mítica, un parque temático con el Mediterráneo como escenario

No hay comentarios
Terra Mítica está situado a pocos kilómetros de Benidorm, una de las ciudades de vacaciones más conocidas de la Comunidad Valenciana. Desde la colina donde se levanta el parque se puede ver el skyline de esta bulliciosa población del litoral alicantino que acoge a los turistas durante todo el año, pero que es en el verano donde más viva y dinámica está.

El parque cuenta con una salida exclusiva desde la A-7 (65A), además de tener acceso desde las carreteras N-332, N-340 y N-330, por lo que es muy sencillo llegar hasta él en transporte público o privado. Un apeadero entre las estaciones de Benidorm y Finestrat acoge a los pasajeros de la red de Ferrocarriles de la Comunitat Valenciana, en la ruta que une Denia y Alicante.

La entrada de adulto cuesta 35 euros, mientras que la de niños y mayores se reduce hasta los 26,5 euros por persona, además de contar con otras tarifas para aplicar en cuestión de grupos y excursiones escolares, para que sea más fácil disfrutar de todo el parque.

Las temáticas están relacionadas con el Mediterráneo y sus culturas. Así, podemos pasear por el Antiguo Egipto, la eterna Roma, Iberia y las Islas Griegas. En cada una de las zonas se pueden encontrar distintas atracciones para toda la familia y también para los más osados.


Atracciones para los más duros

En Grecia se pueden encontrar Synkope, un inmenso disco que gira a una velocidad de 95 km/h y que al mismo tiempo se balance hasta conseguir una impresionante sensación mientras la velocidad se apodera del cuerpo. También en esta zona se encuentra Titánide, una montaña rusa suspendida que ejecuta varios giros completos y alcanza los 100 km/h.

En Roma se encuentra Colossus, la montaña rusa de madera más larga de Europa. Una atracción que está entre las preferidas de los visitantes del parque desde su inauguración. El Vuelo del Fénix lanza al valiente que se quiere subir desde una altura de 54 metros, en tan solo unos segundos.

Además, Inferno es una montaña rusa no muy rápida, pero que permite dar a los valientes varias vueltas sobre sí mismos y perder completamente el sentido de la orientación. Por último, La Cólera de Akiles permite conocer de primera mano qué se siente en mitad de una de las mitológicas tormentas en mitad del Mare Nostrum.

Atracciones para todos

Pero no son todas las atracciones de Terra Mítica tan fuertes, ya que casi todas ellas tienen una réplica para los más pequeños, y otras se pueden disfrutar en familia. Son muy divertidas las basadas en el agua, como las Cataratas del Nilo o los Rápidos de Argos. Permiten disfrutar de esas emociones, pero de manera más controlada y sin quedarse mudo de tanto chillar por la impresión.

También se puede disfrutar de una impresionante vista del parque y la cercana Benidorm desde el mirador, que sube hasta una altura que permite ver una panorámica espectacular.

Restauración y eventos durante casi todo el año

Los restaurantes de Terra Mítica cuentan con cocina típica de este tipo de parques, desde hamburguesas y perritos calientes a platos combinados y menús, pero también con restaurantes de mayor categoria donde se puede disfrutar la cocina mediterránea. Además, la zona de eventos se ha especializado en la celebración de bodas, comuniones y otras reuniones sociales, a precios bastante asequibles que incluyen el precio de la entrada al parque. Una excelente opción para reunir a la familia y los amigos.

Ofertas y descuentos

El parque ofrece con frecuencia ofertas especiales para atraer visitantes, y no es raro ver promociones de 2x1 o similiares. Haciendo check-in en la aplicación Foursquare, se consigue un descuento del 30 % en la entrada, que también es un interesante descuento.


Destinia: Apartamentos desde 15 euros

miércoles, 4 de abril de 2012

Visitar Tarragona y su herencia romana

2 comentarios

 Imagen: Wikipedia
La ciudad de Tarragona guarda con celo su pasado romano, del que conserva bastantes vestigios, testigos del paso de los siglos y que se han conseguido recuperar tras años enterrados e ignorados. A orillas del Mediterráneo, y con miles de años de historia, esta capital que hoy pasa casi desapercibida, fue antaño una de las más importantes de la Hispania romana.

 Prueba de ellos son las robustas murallas que rodean la antigua ciudad romana, y se calcula que fue construída en el siglo II A. de C. aunque ha sufrido muchas modificiaciones a lo largo de los siglos que lleva levantada. La última gran reforma con fines militares se ha documentado durante la ocupación napoleónica. 

 Se conservan tres torres, la Torre del Arquebisbe, la Torre del Cabiscol y la Torre de Minerva, que se pueden visitar paseando alrededor de la muralla, uno de los símbolos de esta bonita localidad catalana.

El anfiteatro y el circo, el entretenimiento de los romanos.

 

La ciudad ha utilizado para sus construcciones, en épocas pasadas, los lugares más emblemáticos de la ocupación romana, pero recientes excavaciones han dejado al descubierto importantes y espectaculares restos que se han adecuado para que los visitantes puedan disfrutar de ellos. 

 El principal y mejor conservado es el Anfiteatro que se levanta a orillas del Mediterráneo, era capaz de albergar hasta 15.000 espectadores, que asistían enfervorecidos a los espectáculos que se realizaban allí.

 Los espectáculos propios de la época, en los que la sangre y la muerte eran elementos comunes y deseados por los romanos. Para protegerlas del sol, las gradas tenían una carpa desplegable, llamada velum, que hacía más soportable la asistencia en los momentos de más calor. 

Bajo la arena, se han encontrado las habitaciones para los gladiadores y condenados, pero también para las fieras, que subian hasta ella mediante un montacargas. Todo estaba preparado para hacer que los antiguos habitantes de la ciudad no se aburrieran, aunque tuvieran gustos un poco salvajes. 

También se puede visitar el Circo Romano, aunque gran parte de su superficie esté ocupada ahora por bloques de pisos levantados en los años 60 y 70 del pasado siglo. Sí que se puede visitar, sin embargo, la parte subterránea del mismo. Allí se pueden recorrer los largos y oscuros pasillos donde descansaban las monturas de las cuádrigas que participaban en las carreras que se celebraban allí.



Una ciudad Patrimonio de la Humanidad, por su importancia arqueológica y arquitectónica

 

La ciudad de Tarragona no solo tiene un rico pasado romano, sino que también se pueden visitar y conocer edificios y lugares surgidos durante la Edad Media y siglos posteriores. La catedral, del siglo XII, el Portal de San Antonio, de 1737 y otros edificios más recientes, como el Mercado modernista o incluso el altar diseñado por Antoni Gaudí son otras de las joyas de la ciudad que no hay que dejar de visitar y disfrutar.

No dejes escapar tu hotel: reserva con el 5% AHORA

lunes, 2 de abril de 2012

El FIB, el Costa de Fuego y el Rototom Sunsplash: los tres grandes festivales estivales de Benicassim

No hay comentarios



Benicassim es una pequeña población costera de Castellón que los últimos años se ha convertido en un referente para los aficionados a la buena música. Las excelentes playas, la estupenda y completa oferta hotelera, de restaurantes y bares y de ocio nocturno han sido siempre un buen motivo para acercarse hasta allí.


Y desde 1995, hay una excusa más para acercarse hasta esta emblemática ciudad de a Costa del Azahar para disfrutar de una intensa semana de actividades y conciertos. El FIB se ha consolidado como uno de los grandes festivales de música independiente de Europa, y reúne cada año a miles de jóvenes que quieren pasar unos días inmersos en la música y el ambiente festivo que se respira durante esos días.

Se celebraba al principio la primera semana de agosto, pero desde 2005 se ha trasladado a la segunda semana de julio, debido a la presencia de turismo durante el mes de agosto, que supera a la del mes anterior. Este año, el FIB 2012 se celebrará del día 12 al 15 de julio, aunque los que compren el bono podrán estar una semana en el recinto de la acampada.

Bob Dylan, The Stone Roses, Noel Gallagher o New Order son algunos de los nombres que componen el cartel este año. Aunque no son los únicos, y es difícil llegar a enumerarlos todos.

Este año, la oferta del mes de julio se complementa con el Festival Costa de Fuego, organizado por la misma empresa que el FIB 2012, pero dedicado a la música rock, heavy y al metal en general. El 20 y el 21 de julio tendrá lugar, en el mismo recinto.

Nombres míticos de los escenarios españoles como Barón Rojo, Obús y del ámbito internacional como Gun's'n'Roses o Marilyn Manson sonarán con fuerza en la ciudad castellonense, en este nuevo festival que atraerá, igual que el FIB 2012, a miles de jóvenes.

Por último, Benicassim acogerá por tercer año consecutivo el Rototom Sunsplash 2012. Hace tres años que comenzó a celebrarse en Benicassim, y ya se ha convertido en un referente más de la costa castellonense.

Del 16 al 22 de agosto, los mejores grupos de reagge ocupan los escenarios que antes han ocupado los grupos de pop y rock. Benicassim ofrece así tres estilos de música totalmente diferentes, para todo tipo de público, que consiguen que la pequeña población sea durante el verano uno de los puntos más calientes en lo que se refiere a festivales de música.

Destinia: Apartamentos desde 15 euros

viernes, 30 de marzo de 2012

Sintra, la ciudad de los palacios invita a visitarla

No hay comentarios


A solo 30 kilómetros de Lisboa, encontramos la ciudad de Sintra, una villa que invita a disfrutar de unos días de vacaciones en Portugal. Se trata del lugar de descanso por autonomasia de Portugal, un sitio donde dejarse llevar por la historia y perderse por sus palacios y monumentos. Y sin olvidar su playa, claro.

Los palacios de Sintra, visita obligatoria en Portugal

Nada más acercarnos a la ciudad, nos encontramos con los dos castillos que la coronan, el Palacio de Pena y el Castelo dos Mouros, enclavados en el Monte Da Lua. Estos deben ser, para todo buen visitante, los primeros puntos de interés donde comenzar a conocer esta espectacular villa.

En el centro se encuentra el Palacio Nacional de Sintra, el castillo real medieval más antiguo de Portugal, restaurado como el resto de monumentos para que los turistas puedan maravillarse ante ellos.

También se puede visitar la Quinta Regaleira o do Monteiro dos Milhoes, un palacete que alberga algo más que el edificio que se ve. Sus jardines, que se adentran en el bosque, dicen que tienen un especial vínculo con los Masones y los Templarios. Los túneles que ocultan varios pozos en la extensión de estos jardines, desde luego, aportan la nota misteriosa al conjunto.

El Palacio de Montserrate, el Palacio Real Queluz y el Convento de Capuchos son otros de los lugares que no se ha de dejar de visitar durante unas vacaciones en Sintra. Además, una completa oferta hotelera convierte esos días en la ciudad lusa en una experiencia enriquecedora, ya que también podemos recrearnos el cuerpo, además de la vista, con los servicios que ofrecen sus hoteles.




jueves, 29 de marzo de 2012

Salou, playas mediterráneas para disfrutar la Semana Santa

No hay comentarios


En la provincia de Tarragona se encuentra uno de los destinos de playa preferidos para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa. Se trata de Salou, uno de los núcleos costeros más importantes de la provincia catalana y capital de la Costa Dorada.

Esta población de algo más de 25.000 habitantes multiplica esta cantidad durante los periodos vacacionales, y está perfectamente equipada con todos los servicios que necesitan los miles de visitantes que se acercan hasta ella, tanto en verano como en las vacaciones de Semana Santa.

Tiene cuatro playas, en las que se concentra la mayoría de esta población flotante. En las playas de Levante, Poniente, dels Capellans, y la Playa Larga se encuentra al mayor oferta de hoteles que podemos encontrar en el pueblo. También hay una gran cantidad de restaurantes, bares y discotecas para que el turista pueda disfrutar en cualquier hora del agradable ambiente y el fantástico tiempo que caracteriza a la Costa Dorada.

Además de estas playas, que reciben al mayor número de turistas, existen varias calas de menor tamaño, más discretas y tranquilas, donde es más fácil perderse de las aglomeraciones, aunque eso, en los meses de julio y agosto, es más complicado.

La gastronomía local se basa en el pescado y el marisco de su litoral, que se suele acompañar de la Salsa Romesco, hecha con pimientos rojos secos y otros ingredientes de la huerta tarraconense, y puede degustarse en cualquiera de los restaurantes de la población.

Uno de los alicientes para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa es su cercanía al Parque Portaventura, situado solo a unos pocos kilómetros de Salou, y que puede ser un complemento ideal para completar unos días festivos, de descanso y emociones.

Destinia: Apartamentos desde 15 euros

La Semana Santa en Sevilla, una tradición de siglos que encandila al visitante

No hay comentarios


La Semana Santa de Sevilla es uno de los destinos turísticos más importante durante la celebración de esos días tan intensos. Pocos lugares son tan intensos como la ciudad hispalense en los días de la Semana Santa.

Desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, la ciudad saca sus imágenes para conmemorar la Pasión de Jesucristo y su posterior resurrección. Las impresionantes peanas, con imágenes que en algunos casos tienen siglos de antigüedad, están acompañadas por los nazarenos con sus tradicionales vestimentas.

Estas cambian según la cofradía a la que pertenecen, ya que hay varias que salen a procesionar durante la Semana Santa. Del domingo hasta el Jueves, los visitantes pueden visitar las sedes de las distintas cofradías para admirar las imágenes que saldrán a la calle los días grandes.

Hay tres tipos de pasos, el Misterio, que representa la pasión de Cristo; el Crucificado, que representa a Jesús cuando ha muerto, y el Palio, en los que se ve a la Virgen María llorando por su hijo. Cada uno de ellos sale en los momentos en que les toca según la tradición.

El momento más impactante es la Madrugá, la noche del Jueves al Viernes Santo, cuando durante toda la noche, las cofradías de El Silencio, Gran Poder, Macarena, Trianera, El Calvario y Los Gitanos realizan su estación de Penitencia. Miles de sevillanos pasan la noche en vela, acompañando a los penitentes.

Las saetas, cantadas desde balcones al paso de las imágenes, son una de las más grandes tradiciones de la Semana Santa Sevillana. La emoción la llevan los sevillanos a flor de piel, y la transimiten a las personas que eligen este destino para disfrutar de los días de vacaciones de Semana Santa.

Paga tu reserva de hotel a plazos

El Desierto de Tabernas en Almería nos traslada al Lejano Oeste

No hay comentarios
Imagen: Wikipedia


En Almería se halla el Desierto de Tabernas, un lugar que, como su propio nombre indica, nos deja asombrados por la aridez de su tierra, y lo desierto de su vegetación. Pero en ese lugar tan poco poblado y tan desértico, nos encontramos con algo que lo ha convertido en un lugar elegido por muchos turistas para hacer un alto.

Se trata de los poblados del Far West levantados por los cineastas de los años 60 y 70 para servir de escenario para las películas de la época. El primero de ellos fue el que se utilizó para la película La Muerte Tenía un Precio, de Sergio Leone y que fue protagonizada por un joven Clint Eastwood.

Mini Hollywood, que es como se conoce este parque temático dedicado a recrear el ambiente del Oeste Americano, continúa hoy siendo un lugar emblemático en la zona almeriense, y recibe la visita de miles de turistas que quieren recrear aquellas míticas películas con sus espectáculos y los edificios que se han visto en tantas escenas.

El lejano Oeste en la Península Ibérica

En el poblado, se realizan varios espectáculos destinados a los visitantes, que pueden ser testigos de persecuciones a caballo, tiroteos y toda la intensidad de los westerns que se han rodado en sus instalaciones. La ambientación está especialmente cuidada, y realmente parece que estás paseando por un pueblo de Texas en la época de la conquista del Oeste.

Se pueden visitar el Saloon, la barbería, la oficina del sheriff, e incluso los dos museos con que cuentan las instalaciones. Uno, dedicado al mundo del cine, con recuerdos sobre las películas que se han rodado allí, el otro, de los carruajes que se han utilizado en ellas. También se pueden alquilar caballos para realizar paseos por el parque, para sentirse como un auténtico vaquero de película.

La oferta turística se completa con un buffet, en el que se puede comer y cenar, pero también permiten entrar comida de casa. Hay, para poder disfrutarla, un extenso comedor al aire libre que se complementa con un parque infantil para que los pequeños jueguen.

Un parque con 750 especies en el poblado del Oeste de Almería

Además del poblado del Oeste, el parque ofrece un recorrido por una zona en la que se pueden admirar animales en semi-libertad. Hay cerca de 750 especies, que se pueden observar tranquilamente paseando, aunque también hay un tramo que se puede recorrer en un tren turístico.

Los animales que se pueden ver son rinocerontes blancos, jirafas, tigres, aves rapaces y tropicales y diversos reptiles. Una oferta complementaria para disfrutar de un parque que es ideal para visitar durante unas vacaciones con niños.

miércoles, 28 de marzo de 2012

Las playas del Algarve, un lugar para pasar las vacaciones junto al mar

No hay comentarios


La zona costera del Algarve portugués es el más popular para disfrutar de unos días de vacaciones en unas playas muy distintas a las que estamos acostumbrados en España, pese a su cercanía. La conjunción de agua y roca hacen que no solo sean playas muy agradables, sino que también tengan su aliciente para contemplaras de lo alto de los acantilados.

Muchas de las playas de esta zona no están en el mismo pueblo que las cuidan y protegen, sino que se ubican en islas cercanas a la costa. Para llegar hasta ellas hay que coger el ferry y desplazarse hasta allí.Lo que podría ser una desventaja, se convierte en todo un acierto. La distancia entre la playa y los núcleos de actividad turística consigue que estas playas sean más tranquilas y con menos tránsito de personas.


Un viaje imprescindible, unas vacaciones en las playas de Tavira



Las playas de Tavira, situadas en la isla a la que se llega tras una travesía de tres minutos, o las islas de Barreta y Culetra, a las que se llega desde Faro en un viaje de 30 minutos observando a los flamencos y toda la riqueza natural del Parque Natural de Ría Formosa son algunos ejemplos.

La primera es algo más visitada, ya que Tavira es uno de los núcleos más visitados del Algarve, pero cuenta con más de 11 km de arena para que no hayan aglomeraciones ni masificación. En los otros dos casos, se cuenta con la exclusividad de unas playas alejadas, en las que practicar submarinismo, y disfrutar de las aguas más templadas de toda la costa portuguesa.

Actividades de ocio para las vacaciones en familia


Toda la zona del Algarve, que comprende la costa Sur del país, está perfectamente equipada para atender todas las necesidades de los turistas que eligen esta zona para pasar sus vacaciones. Los visitantes pueden disfrutar de instalaciones para el ocio, tanto diurno como nocturno, restaurantes, bares y actividades paralelas.

Por ejemplo, muchos puertos de la zona ofrecen la posiblidad de realizar excursiones en barco por las espectaculares costas, coronadas por acantilados e inmensas formaciones rocosas que surgen del océano, creando rincones espectaculares para recrear la vista y tener momentos de intimidad y tranquilidad en mitad de una zona tan turística como esta.

Para alojarse, la oferta de hoteles en el Algarve es muy extensa, y podemos encontrar hoteles tradicionales, equipados con todas las comodidades necesarias, u hoteles más modernos, que complementan el alojamiento con otro tipo de servicios para aumentar la experiencia de sus huéspedes.

Quedate solo con el precio: Hoteles a 9€

martes, 27 de marzo de 2012

Lisboa, una ciudad de ensueño a orillas del Tajo

No hay comentarios

A orillas el Atlántico, en la desembocadura del río Tajo, se encuentra Lisboa, la capital de Portugal. Un destino turístico muy apreciado, que sin salir de la Península Ibérica nos transporta a otro país y a unas costumbres y cultura distinta a la española. Y todo, siendo como son ambos países vecinos y componentes de este trozo de tierra al sur de Europa.

A la ciudad se accede a través de dos puentes. El más conocido es el Puente 25 de Abril, un puente colgante muy conocido gracias a la publicidad de una conocida marca de seguros, que parte muy cerca del Mirador de Cristo Rey.

Mucha gente no lo sabe, pero en Lisboa se yergue una réplica del Cristo Redentor de Brasil, levantada en 1959 y que hoy se puede visitar. Recibe numerosas visitas de peregrinos y turistas, que no olvidan subir hasta el mirador para recrearse con las vistas de la ciudad.

El otro puente es el Vasco de Gama, que conecta la ciudad de Montijo con la zona donde se instaló la Exposición Universal de 1998. Una zona mucho más moderna, con centros comerciales y las instalaciones que quedaron en la ciudad tras la Expo, reconvertidas para el uso de los lisboetas y turistas.

Para moverse por la ciudad, se puede tomar cualquiera de las cinco líneas de tranvías, un transporte tradicional en la ciudad, que recorre el casco antiguo. Hay también una línea turística, más cara pero también más confortable, que recorre los principales puntos de interés. En esta, una locución cuenta en varios idiomas qué es cada uno de los monumentos o lugares a visitar. 

Cuatro de estas líneas regulares de tranvías tienen coches tradicionales, y la quinta, que lleva hasta el Monasterio de los Jerónimos, donde también se pueden visitar la Torre de Belem y el monumento a los Descubrimientos.

La ciudad presenta varios desniveles considerables entre sus calles, y para salvarlos, existen tres elevadores que conectan la parte inferior con las calles superiores. Son básicamente funiculares, que resultan muy útiles, además de ser visualmente muy atractivos, con el color amarillo propio de las líneas de tranvías de Lisboa.

El cuarto es un ascensor, el Elevador de Santa Justa, que une en vertical La Baixa con el Barrio Alto. Se construyó en 1902, y su aspecto es muy similar al de la Torre Eiffel. Esto se debe a que el arquitecto Raoul Mesnier de Ponsard, quien lo diseñó, fue seguidor del francés famoso por su Torre.

Como curiosidad, hay que comentar que para subir admite 20 personas, pero solo 15 para bajar, y que en su cúspide hay una cafetería donde poder disfrutar unas magníficas vistas de la Praça de Dom Pedro IV.

Los jardines de Marrakech, un lugar para perderse y relajarse

No hay comentarios

La ciudad de Marrakech es un hervidero de actividad, pero también en ese ambiente de constante movimiento hay un momento para el descanso y el relax. Los jardines que se encuentran en la ciudad invitan al visitante a pasear por ellos y olvidarse por un momento de la rutina del día a día.

El principal lugar donde pasear son los Jardines de Menara, los más antiguos de la ciudad. Se construyeron en 1870, alrededor de un estanque almohade, y son más bien un huerto en el que la sombra no es precisamente uno de sus principales elementos. Aún así, es un lugar perfecto para pasear al atardecer, cuando el sol ya no es tan terrible.

El estanque está presidido por un edificio, en el que cuentan que los Sultanes tenían sus encuentros amorosos. El estanque tiene miles de carpas, a las que los vecinos de la ciudad y los turistas alimentan con pan, que se puede comprar a alguno de los vendedores ambulantes que tienen sus puestos instalados por allí. En los jardines también se puede dar un paseo en dromedario, una de las grandes atracciones de los viajes a África.

Otro de los jardines es el creado por el pintor frances Jacques Majorelle en 1927, los Jardines Majorelle. En 1946 se abrieron al público en general, y en los años 80 del pasado siglo fueron comprados por Yves Saint-Laurent

La abundancia de árboles proyecta una agradable sombra que permite huir del calor que acompaña a la ciudad gran parte del año. En estos jardines se pueden encontrar numerosos tipos de árboles y plantas, traídas de todo el mundo. Se pueden ver varios tipos de cáctus, con sus curiosas formas; plantas acuáticas; palmeras y bambús, que conforman un recorrido en el que también se puede conocer el arte islámico, gracias al pequeño museo que albergan los jardines.

Por último, se puede visitar el palmeral, una enorme extensión de 13.000 hectáreas, en la que se alzan más de 10.000 palmeras. A él se puede llegar facilmente en taxi, aunque lo más aconsejable es contratar durante 2 horas una de las calesas que se encuentran en la plaza DJemaa el Fna y descubrirlo en una de ellas.

Actualmente, es una zona en crecimiento, ya que se están construyendo alrededor varios complejos hoteleros, campos de golf y urbanizaciones de lujo, pero continúa teniendo ese aire místico e intemporal que rodea a toda la ciudad.  Buenas opciones para parar un poco en la visita, y continuar descubriendo Marrakech, pero a otro ritmo.

lunes, 26 de marzo de 2012

La gastronomía en Marrakech: coús-coús, tajin y un té para terminar

1 comentario

La cocina marroquí está basada en la pasta, la verdura y la carne. A diferencia de otras cocinas, en Marrakech podemos disfrutarla en forma de cus cús. Tradicionalmente, la pasta se pasaba por un tamiz, que rompía la masa en pequeñas porciones, que se cuecen al vapor y quedan como una sopa seca extremadamente sabrosa. 

No se cuecen con agua, sino con el caldo realizado previamente, en el que se puede encontrar ternera o cordero, los dos tipos de carne que más se consume en el país. Junto con verduras y generosas porciones de carne, se sirve, generalmente para compartir, todos los viernes. Pero en los restaurantes de la ciudad se puede disfrutar de este plato todos los días.

La otra gran especialidad es el Tajin, que puede ser de cordero, ternera o vegetal. Se trata de un guiso que se cocina en el mismo recipiente en el que se disfruta. Un recipiente de barro que se tapa con una tapa que permite circular el vapor hacia afuera, dando al resultado final un sabor intenso y sabroso.

Pero no son estas las únicas delicias que se pueden disfrutar en los restaurantes de Marrakech. La tortilla bereber, un a pasta de trigo con miel y rellena de verdura es otro de los platos típicos. Bocadilos de kebab, tanto de ternera como de cordero, y pescado frito son otras de las opciones en la carta de los estupendos restaurantes que se abren alrededor de la Plaza Jemaa El Fna o en cualquier calle de la ciudad, sobre todo en las más turísticas.

En la misma plaza, lugar de comercio y restauración de referencia en la ciudad, también se puede degustar una excelente ración de caracoles, que tienen un sabor muy acertado y que te hacen repetir una y otra vez. Para bajarlo todo, un vaso de zumo de naranja o un higo chumbo, son la opción más ideal.

Es curioso que por el precio con que se comería en España una persona, o incluso menos, puedan comer o cenar todos los miembros de una familia, con raciones muy generosas y siempre, con un té para poner punto y final a la comida.

El té con menta es llamado el wiskhy bereber, ya que no se consume alcohol y es la bebida obligada en toda mesa. Si se disfruta del té, este es uno de los mejores que probaremos jamás, y se prepara siguiendo un ancestral método que se puede conocer en alguna casa del valle de Ourica.


Tu crucero desde 269eur TASAS INCLUIDAS

Marrakech, una ciudad repleta de encantos

No hay comentarios

A solo unas horas de vuelo desde España, nos podemos adentrar en otro continente, repleto de magia, que acoge al viajero con muchas ganas y que nos permite trasladarnos en el tiempo. Marrakech es una ciudad que tiene esa magia que no se encuentra en otros lugares, y que llena los sentidos del visitantes.

Es difícil llegar a esta ciudad marroquí y no sentirse bombardeado por una mezcla de olores que inunda el olfato y ya anuncia que nos vamos a encontrar aldo diferente a lo que conocemos en Europa. El aeropuerto de Menara está a solo unos metros de la ciudad y permite un acceso rápido y cómodo hasta la Medina.

Los alojamientos en la ciudad varían de precio. Podemos optar por un hotel al estilo occidental, o alojarnos en uno de las decenas de Ryads que hay en sus pequeñas y angostas calles. En unos y otros, la atención es uno de los puntos fuertes y consiguen que el visitante se sienta cómodo.

Todos los edificios son bajos, ya que no pueden superar la altura de la torre de la Mezquita, y el color de todas sus fachadas es el ocre. Es el color de la ciudad y ninguna puede estar pintada en otro color. La uniformidad de todos los edificios impacta cuando te das cuenta de ello.

En el centro de la ciudad encontramos la Plaza Djemaa El Fna, auténtico centro neurálgico de una ciudad que muchos consideran capital real del país, aunque el centro administrativo esté en Rabat. Durante el día, podemos encontrar atracciones para el turista, que puede fotografiarse con monos, serpientes o acercarse hasta las tiendas del zoco. Millones de ofertas que hay que saber regatear para obtener al mejor precio.

Por la noche, la plaza muta en un inmenso comedor, en el que se puede cenar por muy poco dinero, en cualquiera de los puestos que se instalan al atardecer. Una experiencia que se ha de disfrutar al menos una vez cuando se visita la ciudad.

Grupos de cuenta cuentos, músicos y todo lo imaginable se reparte por esta plaza que bulle de actividad, para los turistas, pero también para los propios habitantes de la ciudad, que viven en la calle tal y como se hacía en España no hace tantos años.

Los olores de las especias, de las fritangas, los caracoles y las naranjas invade por la noche esta plaza llena de vida y de entretenimiento que sorprende a quien no ha viajado nunca a una población como esta.

viernes, 23 de marzo de 2012

Trujillo, cuna extremeña de exploradores

No hay comentarios
 Imagen: Wikipedia
Cerca de Cáceres nos encontramos con Trujillo, una ciudad que durante siglos ha sido una de las más importantes de España, la de los reyes y los grandes descubridores y aventureros que recorrieron tierras americanas en el siglo XV y XVI.

De allí partió Francisco Pizarro, y una imponente estatua ecuestre recuerda al aventurero en la inmensa Plaza Mayor que se abre en el centro de la población. En un extremo de la plaza se levanta la Iglesia de San Martín, una de las muchas que hay en el pueblo.

Todas ellas son de la época en que Trujillo era un punto importante en la vida social y política de Extremadura, en el siglo XV, e incluso anteriores. Pero si sus cinco impresionantes iglesias infunden respeto, sus 15 monasterios y conventos no son para menos.

Tambien sorprende la cantidad de palacios y casas señoriales que se levantan en un pueblo que hoy apenas tiene 10.000 habitantes. Catorce son los que representan otras tantas casas nobles que tuvieron su importancia en esta ciudad.

Se pueden recorrer sus calles en calesa, un viaje que traslada al viajero por el tiempo, ya que buena parte de la población conserva ese ambiente de los años de esplendor en que parte de la Corte estuvo de una manera u otra relacionada con ella.

Sobre una colina, se puede visitar el castillo que defendía la plaza, y después, perderse en el Museo del Queso y el Vino, la casa de Pizarro o degustar cualquier especialidad de uno de los muchos bares y restaurantes que rodean la Plaza Mayor o que se abren en los hoteles de la ciudad.

En el mes de mayo se celebra la importante Feria Nacional del Queso, en la que se exhiben y degustan cientos de quesos de toda la geografía española, bien regados de buen vino. Antes, el Domingo de Resurrección, se celebra en Chíviri, una fiesta convertida en Fiesta de Interés Regional, en la que los vecinos, ataviados con el traje regional, bailan y se divierten para ir de frite el lunes y el martes de Pascua.

Destinia: Apartamentos desde 15 euros

miércoles, 21 de marzo de 2012

El Parque del Retiro: Un pulmón de tranquilidad en el centro de Madrid

No hay comentarios
Imagen: Wikipedia

En el centro de Madrid, junto a la Plaza de Cibeles y el Convento de los Jerónimos, encontramos un inmenso parque donde los madrileños se acercan a pasear y a disfrutar de un paseo por la naturaleza en plena ciudad. El Parque del Retiro ocupa 118 hectáreas de la ciudad y es un lugar de reunión y esparcimiento en el que es un placer dejarse llevar.

En su interior, interminables paseos bajo la sombra de los muy variados y abundantes árboles llevan al paseante ante los edificios que oculta el Parque, el estanque o la muy famosa estatua del mismísimo Lucifer, la única del mundo.

El estanque ocupa una buena superficie del parque, y en él se pueden alquilar barcas para navegar a golpe de remo y pasar un agradable rato, disfrutando de la tranquilidad que se respira en el agua, apartada de la bulliciosa orilla.

En ella, y bordeando el estanque, cientos de madrileños y visitantes pasean, conversan, instalan paradas de los más diversos comercios. No muy lejos encontramos la estatua de Luzbel, el Ángel Caído que luego tomará el nombre de Lucifer y se convertirá en el Gran Enemigo, en el Diablo.

La estatua fue instalada en 1877 y es obra de Ricardo Bellver, que inmortalizó unos versos de El Paraíso Perdido, de Milton. En la base de la estatua, unas criaturas demoniacas escupen agua, convirtiendo el conjunto en una curiosa fuente que representa una figura que no tiene demasiada representación en el mundo.

El Paseo de las Estatuas, La Casa de Cristal, el Monumento a Alfonso XII que preside el estanque o la Rosaleda son otros de los lugares que podemos encontrar en este parque, en el que durante varias semanas se celebra la Feria del Libro de Madrid, entre otras actividades que lo dotan de vida y actividad durante todo el año.

Quedate solo con el precio: Hoteles a 9€

martes, 20 de marzo de 2012

El Monasterio del Escorial: El capricho de Felipe II en la sierra de Madrid

No hay comentarios
Imagen: Wikipedia




San Lorenzo del Escorial es una pequeña población situada en la Sierra de Guadarrama, a unos 50 kilómetros de Madrid. En este pequeño enclave se encuentra la que quizás sea el edificio más emblemático de la España de Felipe II, el Monasterio del Escorial.


Su construcción se gestó en 1558, cuando falleció Carlos V y su hijo quiso que este fuera enterrado en un lugar realizado exprofeso para él. Así que el soberano ordenó la creación de un grupo de expertos que eligiera un lugar donde levantar semejante mausoleo. Canteros, arquitectos e incluso médicos buscaron el lugar adecuado para hacerlo, hasta que eligieron la Sierra de Guadarrama, centro geográfico de la Península Ibérica.

El arquitecto Juan Bautista de Toledo fue el encargado de comenzar las obras, y fue sustuído, a su muerte, por Juan de Herrera. Muchos profesionales de la época pusieron su saber en la obra, y dió lugar al impresionante edificio que conocemos hoy.

En el Monasterio podemos encontrar la cripta con los restos de los monarcas de España posteriores a Carlos V. También están enterrados los infantes que no llegaron a reinar, en el Panteón de los Infantes. Una de las salas más curiosas, que no está abierta al público y a la que solo acceden los monjes que viven en el Monasterio, es el Pudridero.

En él, se hayan los restos de los últimos reyes fallecidos, a la espera de que pasen unos años y los restos puedan ser guardados con los de sus antecesores en el Panteón de los Reyes.

Además de los restos de la realeza española, en el Monasterio se encuentra una de las mayores bibliotecas del siglo XVI, en la que se pueden encontrar 50.000 ejemplares de esos años, en perfecto estado.

En su conjunto, es una gran obra arquitectónica, que tiene también una leyenda negra. Se dice que Felipe II eligió el lugar porque allí se abría la Puerta del Infierno, y el Monasterio era el sello que permitía que esta no se abriera nunca.

Tanto por su historia, su belleza, como por las leyendas que lo rodean, es uno de los lugares de la provincia de Madrid que no hay que dejar de visitar.

El Museo del Prado: Las joyas pictóricas de Madrid

No hay comentarios
Imágen: Wikipedia



Si hay un lugar en España que reúne las grandes joyas de la pintura española, ese es el Museo del Prado, una de las grandes pinacotecas del mundo, que tiene en sus colecciones obras de incalculable valor. Velázquez, Goya y muchos más grandes pintores del mundo tienen alguna de sus creaciones en este Museo, que es visitado por miles de turistas a lo largo del año.


El edificio que acoge a su sede se sitúa en el Paseo del Prado de Madrid, y fue diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva, en el año 1785 como Gabinete de Ciencias Naturales. Fue la esposa de Fernando VII quien abogó para destinarlo a la exposición de pinturas.

No es el único edificio que tiene relación con el Museo, ya que también cuenta con el Casón del Buen Retiro y el Edificio Jerónimos. Ambos albergan también importantes cuadros de pintores españoles y del resto de Europa.

Ultimamente, el Museo del Prado ha sido protagonista de un hecho muy relevante en el mundo de la pintura, con el descubrimiento de una Gioconda, atribuída a uno de los discípulos de Leonardo Da Vinci. Ha estado expuesta durante tres semanas, y ahora ha viajado hasta el Museo del Louvre, para reunirse con su gemela.

Pero más allá de esta curiosidad, las colecciones del Museo del Prado tienen joyas del arte universal que hacen las delicias de los entendidos en arte, pero también de los turistas que dejan en su agenda un día o dos para perderse por los interminables pasillos de este edificio.

La obra de Goya se resume con unas 140 piezas, que incluyen La Maja Vestida y La Maja Desnuda, además de grabados de la época negra del pintor aragonés. Velázquez está representado sobre todo por Las Meninas o La Rendición de Breda, junto a muchas más de sus obras, y se pueden encontrar pinturas de El Greco, Murillo o Zurbarán. 

La pintura italiana está representada por autores como Tintoretto, Rafaél o Caravaggio, y otros grandes pintores de otras escuelas europeas. La oferta de museo se complementa con exposiciones sobre escultura y artes decorativas, menos conocidas que las pictóricas, pero también muy interesantes.